viernes, 7 de diciembre de 2007

BAUHAUS: LA HISTORIA - PARTE FINAL

Por Eduardo Lenti (DJ residente)
.
.
TERCERA ETAPA (Enero 2003 / Setiembre 2005)

Probablemente muchos clientes de Bauhaus no notaron el cambio que se planteó a partir del año 2003. Fueron varios los hechos que marcaron la última etapa que tuvo la desaparecida discoteca. Ciertamente, fue algo muy sutil.

Luego del incidente que propicié la noche de año nuevo y tras el apresurado despido de Johan, en Febrero ingresó Joseph. No me sorprendió encontrarme con un nuevo DJ sin ser avisado previamente, pues ya había sucedido antes. Probablemente tuvo que suceder algo como lo de la noche de año nuevo para que los dueños tomaran en cuenta que sí yo me iba, el lugar podría verse afectado. Fue entonces cuando sintieron que era necesario contar con el apoyo de un DJ más.

El 2003 fue un buen año para mí, debido a las ventas de mi segundo libro y al reconocimiento de mi trabajo plasmado en éste. Por un lado, eso me reconfortaba mucho, sin embargo las cosas en Bauhaus se tornarían algo amargas para mí.

Me gustaría dejar en claro que nunca tuve participación en las programaciones de Bauhaus, ni antes, ni después de 2003. A veces se me pedía alguna opinión sobre qué especiales hacer, sin embargo no se realizaron jamás. Gradualmente dejé de tener participación en estos especiales.

Lo irónico es que mientras yo crecía como DJ con la gente, debido a la publicación de mis libros, fui disminuido como DJ por los propietarios de Bauhaus. Aún hoy no lo entiendo. No pretendo ponerme de víctima ni mucho menos expresar cosas que no son ciertas. Tan sólo espero entiendan mi posición...

Para nadie es nuevo que cuando toco música me gusta tomar algunos vasos de vodka, Siempre fue así. Tocar música es mi trabajo y lo disfruto más cuando comparto con mis amigos. Eso lo sabe mucha gente allegada. Ciertamente en ocasiones tuve algunos excesos, sin embargo siempre fui responsable con mi desempeño como DJ y por ello me gané desde siempre el aprecio de muchos clientes. Lo cierto es que el trato de los dueños y cierta incomodidad dentro de cabina me desalentaron un tanto.

Hacia fines de ese año, desde Setiembre, se inició la elaboración de una nueva lista de contactos para la discoteca a través de encuestas, y consecuentemente, se inició una nueva estrategia de promoción para atraer más público nuevo. Con ello se renovaría totalmente la base de datos, pues la base de datos original contenía muchos E-mails de gente que ya no asistía, o simplemente se trataba de E-mails que habían sido desactivados. Fue así como se comenzó a dar forma a una nueva lista de contactos que sería fundamental para la asistencia de un nuevo público durante el año 2004.
.
Paralelamente a esto, durante el verano de 2004 se creó una nueva página para ese nuevo público. A mi entender era una manera de renovar la imagen de la discoteca. Pero con esa renovación también se disminuía mi protagonismo como el DJ de los primeros años. En la nueva página se me presentaba como Eduardo simplemente. Para el nuevo público de la nueva base de datos existía tan sólo un tal Eduardo a secas. al margen de sí tenía por entonces nueve años como DJ. Estos hechos probablemente fueron intencionales. Acaso se trataba de restarme protagonismo, cosa que me pareció totalmente injusto. Tan es así que dejé de enviar mensajes a mi lista de contactos respecto a las programaciones de la discoteca, e incluso los mensajes promocionando mis libros se hicieron cada vez más espaciados. Por entonces Pico creó un bauhausgroup en yahoo al cual envié no más de tres mensajes por las razones que explico.

El declive definitivo de Bauhaus como negocio empieza en Junio de 2004. A partir de entonces las cosas se tornarían muy complicadas. A todo esto debo recordarles que el primer DJ de Nebula había dejado el local aproximadamente en Octubre de 2003 y pondría su propio negocio, Estigma, recién en Octubre de 2004. Esto hace suponer que Bauhaus había entrado, efectivamente, en su etapa de declive pues prácticamente el local de competencia que fue Nebula por varios años, dejó de representar ciertas molestias sobre todo a partir del verano 2003. Aún sin competencia, Bauhaus estaba de bajada…

Recuerdo que la afluencia de público creció algo en Mayo 2003 y esto duró unos meses. Sin embargo se trataba más de gente nueva que no funcionaba necesariamente el fin de semana, sino más bien los días Miércoles. A todo esto debo decir que los Jueves no se habían logrado recuperar…

En 1999 recordemos que se habían hecho dos temporadas con Trance los días Jueves. Lo siguiente fue tocar música basada en el billboard de los años ochenta. Básicamente Rock, pero la idea no funcionó. En 2004 y desde el bauhausgroup de la discoteca, se acordó que se harían los Jueves experimentales, pero tampoco funcionó esta idea. Desde que se dejó de abrir la noche del Jueves (¿acaso coincidentemente?), los Miércoles bajaron gradualmente en asistencia de público. En cuanto a renovación de música, recuerdo que Karina me hacía llenar un cuaderno con todas las canciones que tocaba durante la noche. Estas listas empezaron aproximadamente a hacerse a fines de 2003. En el verano 2004 se subieron varios de estos tracklist a la nueva página de Bauhaus. Incluso en el cuaderno se resaltaban en amarillo las canciones del 2000 hacia adelante con la intención de capturar a nuevo público. Y es que uno de los grandes problemas que ocurrieron en Bauhaus en la última época, fue que el nuevo público asistente de los días Miércoles, luego ya no pasaba a ser cliente del fin de semana, como sí había ocurrido durante los años noventa. Poco después, aquel nuevo público dejo de asistir a Bauhaus gradualmente sin producirse una renovación efectiva de esa generación…

Debido a esto, durante 2004 se iniciaron una serie de especiales de música nueva. Yo estaba de acuerdo (como DJ) con la idea de tocar más música nueva pero no de la forma como se exigía en los especiales de los días Sábado. Y es que estos especiales podían durar hasta las 2:00, canción tras canción… algunas buenas y muchas mediocres, ciertamente aptas más para escuchar que para bailar. Si bien es cierto, este tipo de presiones sirvieron para tocar nuevos grupos, también lo es que la música de Bauhaus perdió su esencia… Karina consideraba que los ochenta ya habían sido… Repito, mis ideas no eran tomadas en cuenta para la realización de las programaciones ni para darle forma a la pista de baile, haciendo ambiente primero y luego filtrando las canciones de estos especiales con mayor cuidado, pues se trataba que el público baile esas canciones y no que las escuche o vean sentados. Como decía, estaba de acuerdo en el fondo más no en la forma…

De hecho hubo descuido de parte de la discoteca para con su público anterior, aquel que se había ganado mediante la música de los ochenta. Por otro lado, yo ya no tenía el mismo ánimo de renovar. La gente se fue perdiendo y la discoteca se fue llenando de público más comercial. De aquel que bailaba en dos filas las insoportables Bigmouth Strikes Again, Blue Monday, Bigtime Sensuality, Girls And Boys, Bizarre Love Triangle, Send Me An Angel, Born Of Frustration, Sometimes, Sólo Una Agresión, La Mataré, y muchos otros refritos no tocados por mí… Todo esto combinado con algunos clásicos y con ciertas renovaciones que oxigenaron un tanto el ambiente, pero duró muy poco. Apenas algo más de un año antes del declive definitivo y del cual yo no me siento como principal responsable. Y es que pasado el tiempo uno ve las cosas de forma muy distinta.

Imagino que cuando abrió Estigma con ingreso libre toda la noche, hubo desesperación…

Josué entraría a Bauhaus como DJ los días Viernes. Con ello perdí otro de mis días. Yo rotaba medias horas los días Miércoles y Sábados y usualmente acababan antes de las 4:00, tan es así que los Miércoles de la última época se veían medios vacíos. En tanto el Viernes ponía música solo e intercalaba semana a semana tres especiales que duraban toda la noche. El primero fue la fiesta de Rock en Español que era la noche más exitosa de la discoteca y que atraía a mucho público nuevo pero que no se interesaba en venir otros días sino tan sólo el Viernes. También hacía fiestas de Ochentas y por último fiestas de Noventas. Ciertamente, los Viernes empezaban tarde, diría que como a la 1:00 ó 1:30, pero acababan igualmente tarde… bueno, tarde para Bauhaus, es decir, algo más de las 4:00 o bordeando las 5:00. Considero que el día Viernes yo lo llevaba bien, sin embargo le dieron la noche a Josué y con ello mi sueldo se redujo a la mitad. Esto ocurrió en Febrero de 2005. Pienso que fue la estocada final para Bauhaus… Hablando con sinceridad, a partir de ese hecho estuve buscando otro lugar donde irme y sumamente incómodo debido a las equivocadas decisiones.

Esa absurda decisión perjudicó los Viernes definitivamente. En Mayo me repusieron el Viernes pero ya estaba arruinado. No funcionaba ninguna de las fiestas que solía hacer.

Ese mismo mes se nos citó a los dos DJs para informarnos que a partir de la quincena de Junio los socios de Bauhaus tendrían ingreso libre con un invitado cualquier día y a cualquier hora. Esa decisión me pareció algo extraña, pues a pesar que en Estigma el ingreso era libre, en Bauhaus nunca quisieron dar marcha atrás bajando los precios de las entradas que eran de 15 soles por persona los días Viernes y de 20 soles los Sábados. Yo Tenía entendido (por Pico) que las dos terceras partes del ingreso de la noche provenían de la puerta. A esto debemos de sumar el hecho que la gente fiel había dejado de asistir y que el público nuevo ya no representaba el ingreso que Bauhaus requería para mantenerse como empresa. Así que la decisión del ingreso libre para los socios asiduos a Bauhaus más que una decisión desesperada fue una manera de atraer algo de público… de ese modo los futuros nuevos propietarios aparentemente observarían más movimiento en el lugar. Esta es una suposición, pero estoy seguro que tengo la razón. En Mayo ya se había tomado la decisión de darle muerte a Bauhaus.

La noticia del traspaso comenzó a filtrarse muy pronto. Todo fue muy rápido y sin previo aviso. Recuerdo que al comenzar Agosto, una noche llegué y la discoteca ya no pertenecía a la familia Natteri. Ya había sido traspasada. La cabina estaba vacía. No había vinilos. Tampoco VCDs, ni DVDs, ni los VHS, ni siquiera los auriculares. Afortunadamente había llevado un pequeño porta-discos que me salvó la noche. Todo el personal supuestamente continuaría trabajando durante Agosto y se nos informó que luego se cerraría por cuestiones de remodelación.

Recuerdo que las noches del Sábado los nuevos propietarios repartían invitaciones con trago de cortesía en la calle de las Pizzas y en los alrededores de la competencia cercana situada en la calle Berlín. Incluso en el boulevard de Barranco. Lo gracioso es que se llenaba de mucha gente que nada tenía que ver con la movida y consumían su trago y se largaban sin entender nada. Aquellos días de hecho fueron los más patéticos de Bauhaus, inclusive musicalmente.

El último fin de semana de Agosto de 2005 se celebró el aniversario 12 con una sorprendente cantidad de público que seguramente intuía que sería la última noche como Bauhaus… recuerdan aquellas patéticas promociones de Bauhaus Forever?
En los últimos días de Agosto los nuevos propietarios aseguraron que la música continuaría, sin embargo el último día trabajado ninguno de los nuevos propietarios dio cara al personal, dejándonos a todos con tremendas dudas sobre lo que pasaría tras la reapertura. Triste manera de darle muerte a Bauhaus. Con la remodelación acabaron con la magia que emanaba de aquel inolvidable lugar. Fueron 11 años de mi vida estropeados por gente cuyo único fin fue llenarse los bolsillos a costa de tocar música comercial. Varios de aquellos socios ya abandonaron el lugar. Desde entonces jamás volví a pasar por aquella calle.
.

7 comentarios:

obocaman dijo...

Me he leido todo el post.
Interesantísimo de principio a fin.
También soy Dj (ocasional) y creo que la gente ni se imagina lo que representa el estar detrás de unos platos. El decidir a cada momento que hay que poner, que línea seguir. Como te afectan (a veces positivament y a veces negavitamente) cada uno de los comentarios que te llegan.
Aún así, felicitarte por el trabajo realizado durante todos esos años. Y, aunque evidentemente nunca fuí a Bauhaus (soy de España) leyendo tu história si algo queda claro es que durante 12 años lo hiciste con toda la pasión del mundo.
Aquí tienes al que posiblemente hubiese sido un enamorado de ese club.

Un abrazo
Dani

Anónimo dijo...

Interesante y honesto post. Diste lo mejor de ti y eso es algo que nadie ni nada te borrara. Mi interaccion con Bauhaus ha sido muy rara ( los 90's).La primera vez que fui, en la puerta me permitieron entrar, a la segunda ya no me dejaron ingresar. Luego de un tiempo pense usar secretamente el filtraje para un trabajo sociologico sobre espacios ludicos e identidades, asi que fui y para mi sorpresa me "permitieron" ingresar.Jamas entendi.Y lo mas raro es que cuando me "permitian" ingresar ademas me daban una venia amabilisima y una calida sonrisa!!!!y las veces que no un total desplante. Peru es un pais racista con su propia gente pero jamas entendi a que se debia ese raro comportamiento fluctuante conmigo. Deje de asistir porque encontre mejor mistica en otros lugares en Lima. Sin imaginar mi futuro,hoy soy una DJ en Oslo, Noruega y con regusto tu post ha sido toda una catedra para mi.
Abrazos
Sara

David Sanchez dijo...

Gracias por compartir tus experiencias, Eduardo. Al igual que Sara nunca entendí esa cojudez del "filtraje". Al respecto escribí un extenso artículo en http://listadark.com/articulo/2010/11/12/los-filtros-la-triste-marca-de-algunas-discotecas-en-peru

Ricardo dijo...

Solo una breve nota para decirte lo emocionado que estoy al haber encontrado tu blog. Yo era un de esos anonimos concurrentes a Bauhaus, encontre un lugar donde escuchar la musica de mi gusto y donde bailar a solas. Hoy por hoy voy a Nebula de vez en cuando. Con los años encima ya no me siento tan comodo. Pero agradezco la musica, y en este instante, las imagenes y recuerdos que tu blog evocan.
Creo que en el ultimo año de actividades, Bauhaus regalo un cd entre sus concurrentes. Yo tuve la suerte de recibirlo, pero en mi ultima mudanza lo perdí. Viendo la lista del top40 de Bauhaus intentare reconstruirlo.
Gracias de nuevo

Eduardo Paredes dijo...

Hola Eduardo, que gusto leer tu historia, cai accidentalmente por Bauhaus a principios de los 90's hasta mediados no mas, hasta ahora me trae recuerdos es cierto Bauhaus tenia su magia, no se, la música, el ambiente, la gente, pero como todo en esta vida creo que cumplio su ciclo y tu creaste ese ambiente a travez de la música quiza al final de los 90's ya la gente que era asidua pues simplemente creció, y la nueva generación pues ya no escuchaban musica de los 80's, recuerda que ponían música de finaos de los 70's como joy division, the cure, osea la nueva gente no tenia el mismo feeling que nosotros lo tuvimos. Agradezco infinitamente tu lista de tracks pues con estos haré mi librería y de esa manera podre recordar aquellos momentos que pase en Bauhaus. Un abrazo y suerte en todos tus proyectos

JUAN ANTONIO Rodriguez dijo...

Que bacán haber encontrado tu blog. Definitivamente Bauhaus marco una década. Particularmente la recuerdo con nostalgia. Para mi siempre será la mejor discoteca de Lima. La ultima vez que fui, fue en el año 2004. No era lo mismo que en los 90´s, pero mantenía su esencia. Gracias por compartir tu historia.

Anónimo dijo...

El gran Eduardo Lenti y una inolvidable época a través de esas grandes noches en Bauhaus, cuanto las extraño....

Dennis